Ray el Rey

root's picture
ray el rey

 

Me llamo Ray y soy un gato, pero no un gato cualquiera. Soy noble, de raza persa y podríamos decir que me siento como un rey. Y como me llamo RAY (de Raimundo) me podéis llamar Ray Rey. Mi dueño-sirviente hace de traductor para escribir estas páginas. Él tiene la rara cualidad de poder hablar con los gatos (o al menos conmigo), por esta razón le tengo como escribiente, para que redacte este relato a modo de Ideario gatuno. Es algo bastante extraño y comenzó de repente cuando encontró un cartel fluorescente en la calle que se trajo a casa. Pienso que fue la luz la que le trastornó y le permitió comunicarse conmigo. Pero a la larga es mejor.

 

Antes de nada me gustaría aclarar porque le llamo dueño-sirviente. Los seres humanos no son los dueños de los gatos sino al revés. Vosotros sois nuestros sirvientes que nos dais de comer y ponéis una casa a nuestra disposición. Pero es más fácil para todos, que penséis que sois los dueños. Reconozco que todavía hay muchos casos de maltrato gatuno, pero para erradicarlo está nuestra asociación la WCU (World Cat Union), de la que hablaré en detalle después.

 

Vosotros los humanos no me caéis mal en principio, alguien tiene que cuidarnos y servirnos. Pero me molesta mucho que discutáis nuestro predominio. Esto fue lo paso con mi "dueño" hace unas semanas. Durante un tiempo se opuso a mis órdenes y al final tuve que ponerme duro y enseñarle quien es el que manda. Normalmente no es necesario, nuestros ronroneos interfieren en vuestras ondas alfa y en cierta manera os tenemos hipnotizados para que nos tratéis bien, es fácil. Hasta un cachorro sabe hacerlo. Pero algo salió mal con mi "servidor y criado que piensa que todavía piensa que es el dueño". Si esto no funciona del todo tenemos el arma secreta de la oxitocina en las caricias. A casi todos los humanos les gusta acariciar a los gatos. Al hacerlo segregan oxitocina y endorfinas que les convierten en adictos a los gatos. A nosotros no nos importa que nos acaricien, tampoco nos molesta. Hemos creado así una relación más de dependencia de vuestra raza hacia la nuestra.

 

He pensado mucho porque mi criado humano se rebeló contra mí. Creo que el problema fue su habilidad telepática que hace que me entienda cuando me dirijo a él, traduciendo mis pensamientos y maullidos en palabras humanas. Parece que lo que pienso de él y por ello se enfadó cuando descubrió mis verdaderas intenciones. Pero ya está todo arreglado, ha aceptado su destino, el de servirme hasta su muerte. Y sus dones telepáticos van a serme útiles.

 

En primer lugar me voy a servir de esta habilidad para redactar este  ideario de Gatos para uso humano. Estoy convencido que al final triunfará el dominio gatuno del mundo y cuantos más humanos lo acepten y asuman, más rápido será nuestra pacífica toma de control.

 

Me gustaría resumir la historia de cooperación de los humanos con los gatos. Los primeros seres vivos que hace millones de años tuvieron consciencia fuimos nosotros, los gatos. En aquellos tiempos nos llamábamos los gatos dientes de sable. Éramos más grandes que ahora y solíamos comer monos y humanos. Con el paso del tiempo fuimos decreciendo en tamaño y se hizo más difícil cazar a los monos. Después fueron los seres humanos que empezaron a ser un poco inteligentes. Decidimos asociarnos con vosotros cuando descubristeis el fuego. En realidad fue una idea gatuna, pero nos molesta ensuciarnos las patas con ceniza y preferimos que vosotros hicierais el trabajo sucio. El trato fue sencillo. Vosotros nos proporcionáis comida, techo y calor del fuego... y nosotros os hacemos compañía, nos dejamos acariciar y cazamos algunas ratas pero solo cuando queremos hacer un poco de deporte.

 

Esta asociación histórica funcionó muy bien en el antiguo Egipto, donde nosotros los gatos éramos los auténticos faraones, de hecho también nos enterraban en las pirámides.  Los egipcios consideraban a los gatos como manifestaciones de la diosa Bastet. Se representaba bajo la forma de un gato doméstico, o bien como una mujer con cabeza de gato, que siempre lleva un sistro (instrumento musical) debido a que le agradaba especialmente que los humanos bailaran y tocaran música en su honor.

 

Los grandes imperios de la historia normalmente han sido dominados por los gatos, desde la sombra, pero con el poder. Pero siempre ha habido invasores más “perrunos” por así decirlo. Son malos tiempos de guerra pero que suelen pasar más tarde o más temprano. Uno de estos enemigos de los gatos fue Gengis khan. Una vez sitió una ciudad y exigió todos los gatos como rescate. Los tontos de los humanos se los entregaron y el bárbaro, que no tiene otra palabra, ató una antorcha a la cola de cada uno de los pobres mininos y claro, aterrorizados volvieron a sus hogares y quemaron toda la ciudad. Normalmente los dictadores que aman los perros suelen ser malos, y los que aman a los gatos un poco menos malos ya que son más manejables y sugestionables… Miren por ejemplo a Hitler, su mejor amigo era un perro.

 

Fue a raíz de la Segunda Guerra Mundial cuando algunos preclaros gatos decidieron fundar la WCU (World Cat Union). En ocasiones de gran hambruna los seres humanos llegáis a comeros a vuestros dueños, los gatos. Esto ocurrió durante la guerra en muchos lugares. En San Petersburgo, por ejemplo, donde desaparecieron todos los gatos durante el asedio alemán. Por ello se fundó la WCU para evitar estos exterminios y luchar contra cualquiera que desee el mal a los gatos. Pero el verdadero despegue de nuestra asociación ocurrió con el auge de internet.

 

No sé si sabían que John Berners-Lee OM, conocido por ser el padre de la Web, tenía un gato. Estableció la primera comunicación entre un cliente y un servidor usando el protocolo HTTP en noviembre de 1989. En octubre de 1994 fundó el Consorcio de la World Wide Web (W3C). Fue su gato Yoshi quien le inspiró la idea y le animó con sus ronroneos para que continuara.

 

Seguro que todos los lectores conocen YOUTUBE. Es un sitio web en el cual los usuarios pueden subir y compartir vídeos. Fue creado por tres antiguos empleados de PayPal en febrero de 2005. En realidad fueron sus gatos quienes les inspiraron. En octubre de 2006, fue adquirido por Google Inc. a cambio de 1650 millones de dólares. Actualmente es el sitio web de su tipo más utilizado en internet. ¿Y saben cuáles son los videos más visitos en youtube? Los videos de gatos.

 

Antes de comenzar a dictar mi manifiesto me gustaría referirme a un tema candente entre los gatos: la castración.

 

Mis pensamientos son un poco contradictorios. Los gatos como especie debemos reproducirnos para continuar dominando el mundo. Yo lo hice cuando era joven, las ventajas de ser de raza…. Se me rifaban. Luego cuando crecí un poco me castraron. Personalmente creo que me libraron de la tiranía del sexo como la llamaba Tierno Galván (un amante de los gatos claro está). Ahora estoy más tranquilo, no voy buscando gatas como un loco y tengo la ventaja de no dejarme dominar por mis hormonas. En el fondo estoy agradecido…. Pero en ocasiones lo echo de menos. Ese embrujo felino que te hace seguir a las gatitas hasta donde ella te lleve…. Pero mejor asi, persiguiendo féminas no se cambia el mundo, y mi misión en la vida es ayudar a consolidar el poder gatuno en el mundo.

 

Pare ello voy a dictar mi ideario gatuno para uso de humanos a mi siervo-dueño, con la firme convicción y esperanza de que muchos hombres y mujeres que viven con gatos lo lean y reconozcan nuestra primacía. Es el primer paso para un cambio de consciencia mundial. Los que tienen gatos son los elegidos y están llamados a ser los elegidos de nuestro planeta.

 

Tags: