Agata Abrante, la emigrante

root's picture

Soy una de esas mujeres españolas a las que la crisis ha tocado, pero no hundido. Siempre he querido tener un trabajo del que me sintiera orgullosa pero he tenido mala suerte. Mi última actividad laboral fue en una empresa de transporte. Curraba en las oficinas, aguantando camioneros babosos. Por ello me vestía con pantalones vaqueros sucios, para parecer lo menos atractiva posible. Estuve 9 meses allí, hasta que de un día para otro me despidieron si darme explicaciones.Cobre tres meses de paro (acumulados de otros trabajos) y al final me econtré con la triste situación de no tener ingresos. Con mi novio que se convirtió en compañero de piso las cosas iban tan mal que la final dejamos la casa y me volví con mi madre. Ella es bastante especialita, así que la dejé para ir a cuidar a mi abuela que es más especialita todavía. Ya tengo cerca de 40 años para que me controle las salidas y me obligue a venir a cenar a casa. Salí de Málaga para meterme en Malagón.Esta era la situación cuando decidí emigrar y al menos aprender inglés.No fue facil, tardé varias semanas en encontrar una empresa de trabajo temporal que me ofreció un puesto de camarera cerca de Aberdeen en Escocia. Por supuesto tuve que pagarles 300 euros por los trámites y el viaje de avión me lo pagaba yo.Cuando se acercaba el día de la partida me sentía más y más nerviosa. Justo una semana antes de abandonar España me propusieron un trabajo en Madrid. 6 horas al día por 700 euros al mes brutos.Estuve tentada por quedarme en Madrid pero un viejo amigo mío me convenció que lo intentara... y como soy una luchadora nata me dejé convencer. Iba a conquistar Gran Bretaña o morir en el intento (bueno lo último no, y no quería pensar en el viaje de la Armada invencible por si las moscas).Mi primera aventura duró exactamente una semana y fue una de las experiencias más surrealistas de mi vida. Tome el vuelo de 6 de la mañana dirección Aberdeen. Llegar hasta el maldito pueblo donde iba a trabajar fue todo una odisea. Dos trenes y dos buses y preguntando y escuchando en un inglés que no entendia. Pues el escoces no se  enseña en las academias de inglés y yo había ido a UK para precisamente hablar inglés. Pero con manos y pies me hacía entender (más o menos).
 
https://join-meeting.mpsa.com/ext-mpsa/meet/olivier.prevot1/13SSL7WY